Nueces para mantenerse joven y saludable

|

“El secreto de la eterna juventud podría residir en la melatonina” a esta conclusión se llegó tras los estudios realizados por un grupo de investigadores del Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, dirigidos por el profesor Darío Acuña Castroviejo.

La melatonina segregada de forma natural por el cerebro, tiene la propiedad de retrasar el envejecimiento del organismo gracias a sus propiedades antioxidantes. El problema es que nuestro cerebro deja de producirla alrededor de los 30 años. Los investigadores concluyeron que una dosis de melatonina al día a partir de los 40 años neutraliza los efectos del envejecimiento aumentando la longevidad.


El equipo de investigación aplicó un tratamiento a base de melatonina en ratones de laboratorio. A los 10 meses (70 años en humanos) los ratones experimentan síntomas del envejecimiento como: pérdida de pelo, reducción en su capacidad de movimiento, formación de tumores, etc. Sin embargo, los ratones que recibieron melatonina a partir del mes de su nacimiento, no registraron dichos síntomas.

Está por confirmar que la melatonina produzca los mismos efectos en humanos, pero el grupo de expertos cree que es muy probable que así sea, por lo que continuarán con sus investigaciones, esta vez con humanos. El objetivo es producir un producto, con la dosis diaria adecuada de melatonina. La comercialización de dicho producto podría llevar años, por lo que los investigadores recomiendan consumir alimentos ricos en melatonina.

Muchos alimentos naturales contienen melatonina -como el maíz, los tomates y las patatas- pero la cantidad de este tipo de hormona que presentan las nueces, es muy superior a la encontrada en el resto de los alimentos, además de ser fácilmente asimilable por el organismo.

En un estudio realizado por el Dr. Reiter, especialista en Neuroendocrinología, se demostró que las nueces son una gran fuente de metalonina. El neuroendocrino norteamericano destaca en su trabajo que “el consumo de nueces triplica los niveles de melatonina en la sangre”.

El valor de las nueces para la salud no solo estriba en la melatonina sino en el conjunto de su composición -si tomamos melatonina en comprimidos sólo estamos tomando melatonina- pero las nueces aportan otros compuestos que nuestro organismo necesita y que las convierten en un alimento muy especial.

Investigadores noruegos y estadounidenses realizaron un listado con los alimentos de consumo habitual que contienen la mayor cantidad de antioxidantes. Tras analizar 1.000 alimentos, los expertos concluyeron que las nueces son el alimento que mayor cantidad de antioxidantes contiene -los antioxidantes ayudan a prevenir numerosas enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la diabetes- los estudios señalaron que las nueces poseen 20 veces más unidades de antioxidantes que alimentos considerados ricos en estos compuestos, como las naranjas, las espinacas o los tomates. Entre los antioxidantes presentes en las nueces están la vitamina E, los polifenoles y los oligoelementos, selenio, cobre, zinc y magnesio.

Otros trabajos como el realizado por un equipo del Hospital Clínico de Barcelona encabezado por el doctor Emilio Ros, han demostrado los beneficios de las nueces en la prevención de las enfermedades cardiovasculares debido a su contenido en ácidos grasos omega-3 y omega-6. El trabajo demostró que con el consumo de nueces “se prevenía el efecto adverso de la grasa animal sobre las arterias"

Un interrogante que podríamos plantearnos acerca de las nueces, es si su contenido en grasas produce, o no, un aumento del peso corporal.
Según Joan Sabaté, del departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Loma Linda, en California, “en los estudios realizados con nueces no se ha producido un aumento de peso en los participantes”.
Al contrario de lo que podría suponerse una dieta que incluya el consumo de grasas “saludables” como la que contiene las nueces ayudan a perder peso y mantenerse en él, durante más tiempo que las dietas en donde se suprime todo tipo de grasas.

Por todo lo expuesto, no estaría de más añadir las nueces a nuestra dieta diaria. Aunque no alcancemos la “eterna juventud”, contribuirán a que disfrutemos de una vida más sana.

Fuente: http://web.mac.com/aloeproductos/Articulos/Vida_Sana/Vida_Sana.html

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.