Reclusos dirigían desde cárcel red de asaltantes

|

La Policía anunció ayer el desmantelamiento de una banda de delincuentes dirigida por tres reclusos desde la cárcel de San Francisco de Macorís, que se dedicaba a estafar a personas por vía telefónica.

La banda utilizaba distintos métodos de chantaje y de estafa, obtenía números de tarjetas de llamadas y pedía altas sumas de dinero a cambio de gestionar la supuesta devolución de vehículos robados y resolver problemas de accidentes de tránsito.

Utilizaban, además, teléfonos celulares para comunicarse desde la cárcel.


La Policía Nacional informó ayer que desmanteló una red de delincuentes cuyos miembros eran dirigidos, a través de teléfonos celulares, por tres reclusos desde la cárcel de San Francisco de Macorís.

Entre las víctimas de la banda se cuenta la periodista Alicia Ortega, a cuya residencia llamaron para informar que ella había tenido un accidente de tránsito y, bajo engaño a la doméstica, lograron sustraer una caja fuerte y prendas.

El jefe de la Policía, mayor general, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, acompañado del general Nelson Rosario, vocero; y el coronel Pablo Arturo Pujols, subdirector del departamento de Investigaciones Criminales, dio a conocer el resultado de las investigaciones, mediante las cuales se estableció que los reclusos José Francisco Guzmán Paulino (Selo), Ernesto Alcántara Martínez (Capital) y Garibaldy Núñez (Gary), que cumplen condenas en la cárcel pública de San Francisco de Macorís, eran los cabecillas de la red de estafadores que utilizaba un directorio telefónico para seleccionar a sus víctimas y ubicar sus números de teléfonos, asegurándose de que fueran residentes en sectores exclusivos o de apellidos conocidos.

Los reclusos, según informó la Policía, contaban en las calles con Franklin Asensio Alvarez, José Bonilla González, ambos prófugos, y Angel Henriquez Mendoza, quien según la versión policial muerió en un intercambio de disparos con agentes de la Policía el viernes pasado, cuando era buscado con relación al caso de la periodista Alicia Ortega. La versión oficial dice que fue sorprendido cuando trataba de estafar a otra persona y enfrentó a los agentes con una pistola Bersa, calibre 9 milímetros, que había robado en un atraco a Alexis Troncoso Valera.

La Policía dijo que el perseguido había cumplido condena por diversos delitos en el mismo recinto carcelario desde el que se dirigía a la banda, y que fue identificado por los reclusos que lo utilizaban para cometer los robos.

Caso Alicia
La Policía dijo que la señora Dania María Camarena Pujols, doméstica de la periodista Ortega, identifico al prófugo Asensio Alvarez como la persona a la que entregó una caja fuerte.

Otro arresto
El pasado 14 de agosto fue detenido en flagrante delito, frente a Bella Vista Mall, el presunto delincuente Santiago Frías, cuando se proponía retirar el dinero producto de una estafa a la señora Anny Darina Custodio, a la que por la vía telefónica le comunicaron que un familiar había tenido un accidente y le pidieron 40 mil pesos para resolver la fianza.

Más delitos
El mayor general Guzmán Fermín, al mostrar fotos de los delincuentes, atribuyó a quienes están presos en la cárcel de San Francisco haber admitido en el proceso de investigaciones haber participado en decenas de acciones fraudulentas, vía telefónica, en perjuicio de personas de distintos estratos sociales.

Además utilizaron a Yudelka Hidalgo Abreu, de 33 años, residente en la calle 6 número 42 de San Francisco de Macorís, quien compraba celulares con distintos números. Esta joven está detenida y habría admitido que pagó 800 pesos a Marlene Molina Casado para que le comprara al menos uno de los teléfonos, los cuales vendió a Josué y a un tal Napo, pero sin los chips.

También hizo llegar varios chips a los reclusos Selo y Gary de manera fraudulenta, según informó la Policía.

Fuente: Diario Hoy

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.